Caja de Retiro de las FF.MM.



Nuestros afiliados detrás de los Olímpicos Río 2016

martes, 20 de septiembre de 2016

Siempre se ha dicho que el éxito de un deportista se consigue gracias al trabajo, compromiso y energía de todo un equipo; eso fue exactamente lo que pasó con los entrenadores colombianos de pesas y atletismo que participaron en los Olímpicos de Río 2016.

Nuestros afiliados detrás de los Olímpicos Río 2016

Se trata de los entrenadores y afiliados a CREMIL, el Sargento Primero (RA) Oswaldo Pinilla Rueda y el Sargento Viceprimero (RA) Valentín Gamboa, unidos por el amor al deporte y al Ejército Nacional. La vocación por la disciplina fue fundamental para que estos hombres lograran inyectar positivismo, seguridad y patriotismo a los deportistas que representaron a Colombia y obtuvieron medallas de oro –Óscar Figueroa en pesas y Caterine Ibargüen en salto triple–.

El Sargento Pinilla, considerado un padre en la selección Colombia, le contó a CREMIL que para el año 1978, cuando aspiraba a entrar al Ejército Nacional, se cruzó con Gamboa, quien en la época era el entrenador del equipo de las Fuerzas Armadas y fue la persona que lo motivó para que hiciera parte del grupo.

Desde ese momento, el deporte para Pinilla ha sido su más fuerte inspiración, tanto así que a finales del año ochenta ingresó a la Escuela de Suboficiales e inmediatamente integró el grupo de atletismo, boxeo y pesas.

Cabe resaltar que durante los 25 años que hizo parte del Ejército, 20 de ellos estuvo unido a la liga de las Fuerzas Armadas de levantamiento de pesas. En 1988 recibió la liga como entrenador y en el año 2000 como entrenador asistente de la Selección Colombia.

En el 2004, Óscar Figueroa (hoy medallista olímpico colombiano) ingresó al Ejército como soldado regular y formó parte del equipo de pesas de las Fuerzas Armadas, donde Pinilla tuvo con él su primer contacto como instructor. “Yo sabía que ese muchacho tenía futuro y se le veía el sueño por ganar y destacarse, por eso decidí apoyarlo absolutamente”, afirmó su entrenador y gran admirador.

En el 2005 Pinilla cumplió 25 años en la Fuerza, tomó la decisión de retirarse y pasar a la vida civil, convirtiéndose en un integrante de la familia CREMIL. Esto no fue impedimento para que continuara con su trabajo de entrenador del equipo de las Fuerzas Armadas.

Con toda una carrera llena de aciertos y triunfos, siempre apoyando y acompañando a los deportistas del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea, en el 2009 entró a la Selección Colombia como entrenador responsable, aún vinculado al equipo de las Fuerzas Armadas.

Su vida la dedicó a representar, a través de nuestras Fuerzas Militares, el deporte nacional y hoy es integrante de la reserva activa. Su entrega y dedicación a los deportistas dio sus frutos; gracias a ese compromiso e infinita perseverancia (características de un militar), Colombia izó la bandera en Río 2016, y con profundo sentimiento se rindió homenaje a Óscar Figueroa, quien le regaló al país la alegría del oro y el triunfo de toda una nación.

Ese camino hacia la gloria olímpica fue meritorio para nuestro afiliado Pinilla, quien terminó la entrevista expresando: “El triunfo está dirigido a toda la familia CREMIL; nuestros muchachos del Ejército son unos verdaderos héroes del deporte y han dejado en alto el nombre de Colombia y le han mostrado al mundo una gran historia competitiva”.

Ahora bien, el Sargento Valentín Gamboa, mencionado al inicio de esta historia, no solamente motivó a Pinilla al deporte, sino que además fue un digno representante del Ejército y el deporte nacional. Su paso por la Escuela de Infantería, Guardia Presidencial, Batallón Pichincha y la Federación Deportiva Militar fue determinante para que se proyectara como un gran entrenador de atletismo.

En 1978, en el Batallón San Mateo de la ciudad de Pereira, conformó la Dirección de la Liga Militar de Atletismo y 1979 pasó al retiro para ser parte de la familia CREMIL. El profesor Gamboa, con una amplia experiencia técnica y militar ha integrado varios cargos importantes en el deporte, como ser el jefe de entrenadores de la Federación Colombiana de Atletismo y además Director Técnico de la Selección Colombia de Atletismo, siendo su responsabilidad 14 campeonatos Suramericanos, 6 eventos Centro Americanos, 3 Panamericanos y 5 Juegos Olímpicos, para recordar Atlanta Usa 1996, Sídney Australia 2000, Atenas 2004, Beijing 2008, Londres 2012 y Rio de Janeiro 2016.

Es importante resaltar que en las pasadas olimpiadas de Rio tuvo la misión de ser el Director Técnico General de Atletismo, disciplina que aporto a Colombia una medalla de oro en la prueba de salto triple con la deportista Catherine Ibargüen, quien en compañía de su entrenador personal el cubano Ubaldo Duany, llenaron de júbilo al pueblo colombiano con su imponente participación en la olimpiada.

Su constancia, entrega y el valor que deposita a la oportunidad que le dio la vida para dirigir disciplinas de grandes deportistas, han hecho que hoy CREMIL y el país entero sienta orgullo y enaltezcan esa labor tan bonita, sana y ejemplar que le transmite a los colombianos momentos de adrenalina pura, emoción y patriotismo al sentir que somos uno al competir, que nos vestimos con la bandera de Colombia y que son algunos afiliados a la Caja de Retiro de las Fuerzas Militares, los que durante años nos han hecho sonreír con el deporte.

A nuestros afiliados, gracias por regalarnos tantos momentos de alegría.

Síganos en nuestras redes sociales

Facebook/ CremilCo

Twitter/ @Cremil_Co

Instagram / cremil_co

[Ver en formato amigable para la impresora]